Sellos de garantía

Un sello de garantía se encuentra habitualmente en garrafones, botellas, refrescos y bebidas rehidratantes, entre otros. Este tipo de sellos aseguran que el producto no ha sido manipulado y que ha sido sometido a un procedimiento de limpieza e higiene exhaustivo. Sobretodo, implica que la mercancía que se está comprando es de alta calidad.


Tipos

Los precintos de garantía tienen una gran variedad de formas y tamaños.

  • De PVC.
  • Para envases.
  • Para garrafones que vienen con garantía.
  • Precintos termorretráctiles de seguridad.
  • Etiquetas de seguridad que pueden encogerse con el calor.

El producto se envuelve durante todo el proceso de embalaje para protegerlo de diversas situaciones, como la manipulación, el tránsito y el almacenamiento. En este procedimiento es fundamental que el producto tenga un sello específico para que el fabricante sea el único responsable de los posibles defectos y que los distribuidores y comercializadores no se vean afectados.

Cuando se compra un paquete de refrescos, se envuelve en un plástico que los mantiene unidos, lo que se conoce como sello retráctil. El sello retráctil es una etiqueta sensible al calor que se ajusta al contorno del objeto al que se adhiere. Es útil para garantizar que el producto no sea manipulado y se mantenga en perfectas condiciones.

En el caso de los garrafones, debe haber un sello termocontraíble en la boquilla, que se retira para abrir el tapón; una vez abierto el tapón, hay un segundo sello, que garantiza que el agua que se consumirá es 100% potable y no afecta a la salud.

Algunos sellos también implican que el producto ha sido certificado o que se ajusta a las preferencias del cliente.